EDAD ANTIGUA

EDAD ANTIGUA

Fueron los vettones, estirpe de rudos caminantes pastores de etnia celta, quienes fundarían, allá por los siglos VIII al VI a.C., la primigenia Caura. Oppidum fortificada en la que asentaron sus hordas de ganado trashumante. Durante la conquista y posterior dominación romana de la península Ibérica, la antigua capital vettona se constituyó en Castrum Cecilium Cauriensis a partir del siglo I a.C., pasando por municipio estipendiario hasta alcanzar, durante el Bajo Imperio, la ciudadanía romana como núcleo integrante de la provincia de la Lusitania perteneciente al Conventus Emeritensis.

La agonizante caída del Imperio Romano en el año 476, precipitó el asentamiento de nuevos moradores procedentes de los limes del Imperio: suevos, vándalos, alanos y godos... lo que permitió que la antigua ciudad romana de Caurium se convirtiera, a partir del siglo VI d.C., en uno de los centros urbanos visigodos más importantes del noroeste extremeño dotado de Sede Episcopal como atestigua la firma del prelado “Jaquintus, episcopus cauriensis” en la Actas del III Concilio de Toledo (589).

.

Compartir

Google Play QR

Google Play QR

App Store QR

App Store QR

Redes Sociales