EDAD MODERNA

Durante todo el siglo XVI, la expansión vislumbrada en los sectores del comercio y la artesanía gracias a los estímulos y protecciones, tanto de ferias, como de mercados realizados en el siglo anterior por los Reyes Católicos (1474-1517) y el importante Descubrimiento de América (1492), propiciaron una época de relativa prosperidad económica que condujo a un sensible aumento poblacional y al levantamiento de numerosas construcciones civiles y religiosas a nivel local y nacional.

No obstante, también conoció esta tierra cauriense los avatares de los conflictos que se fueron sucediendo durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Desde el acompañamiento al levantamiento de las Comunidades de Castilla en 1521 bajo el reinado de Carlos I (1517-1555), a la Guerra de Secesión Portuguesa de 1640 que acabaría con la independencia del vecino reino portugués durante el reinado de Felipe IV (1621-1665), y la Guerra de Sucesión Dinástica a la Corona Española (1700-1714) entre las Casas Reales de los Austrias y los Borbones que se saldaría con la proclamación de Felipe V de Anjou (1700-1746) como nuevo y primer rey Borbón de España.

EDAD MEDIA

Con la invasión y posterior ocupación de Hispania por el Islam (711), la nueva Madinat Qüriya musulmana se convertirá en un enclave estratégico muy importante durante la Reconquista, siendo disputada por cristianos y musulmanes al codiciarla ambos como plaza de defensa fronteriza, hasta su conquista definitiva por Alfonso IX de León (1188-1230), tras la que se inicia la repoblación de la ciudad al concedérsele Fuero, hacia 1227, que regularía la vida concejil entre cristianos, árabes y judíos.

La llegada del siglo XIV, trajo consigo para la corona de Castilla toda una serie de conflictos político-sociales como consecuencia del esfuerzo centralizador de la monarquía frente al incipiente deseo de la nobleza de ampliar sus posesiones territoriales. Motivos suficientes éstos que sirvieron para que la ciudad perdiera su condición de realengo y se convirtiera en cabecera de Condado; posesión que pasaría por compraventa, en 1472, a manos del Ducado de Alba, título al que desde entonces se le añadiría el de Marquesado de Coria.

Compartir

Google Play QR

Google Play QR

App Store QR

App Store QR

Redes Sociales